Cecilia de Planchart, al celebrar los 30 años del Instituto Andes de Caracas: «Abrimos la puerta ese 14 de octubre de 1992 apostando por algo grande para Venezuela, para las familias, para la Iglesia»

En medio de una semana llena de eventos conmemorativos, este 14 de octubre el Instituto Andes de Caracas celebró sus 30 años de fundación. Un sueño que comenzó en abril de 1992 con la colocación de su primera piedra, que en octubre de ese año abrió las puertas y que hoy cuenta con más de 800 estudiantes y unas 1200 egresadas, en 23 generaciones, que están dejando su legado de excelencia y servicio en Venezuela. En este video conmemorativo, Cecilia de Planchart, profesora fundadora y madre de familia del colegio, recuerda cómo fueron esos primeros días.

«Abrimos la puerta y empezaron a llegar los niños y las niñas cargados de ilusiones, de sueños; mamás felices, mamás temerosas, las loncheras más grandes que los niños, pero con un sueño y apostando por algo grande para Venezuela, para las familias, para la Iglesia. Y acá estamos, 30 años después, en un colegio hermoso. Comenzamos apretaditos, de Pre Kinder hasta Quinto grado, y año a año se iban abriendo salones, y nosotros seguíamos con esa ilusión que hasta el día de hoy continuamos, porque soñar es grande, pero conseguir esos sueños es una bendición de Dios, y sabemos que el Instituto Andes es una obra de Dios, y de la mano de Jesús y de María seguiremos sembrando sueños y recogiendo los sueños y la realización de todos los que han pasado por nuestros salones. ¡Qué viva el Instituto Andes! ¡Qué viva ese ideario tan grande que tiene! No nos equivocamos en apostar, ¡todos ganamos!»

«Andes donde andes, siempre serás Andes»

Además de la misa y brindis de celebración, la alegría del festejo se extendió durante toda una semana. Se llevaron a cabo juegos y competencias entre los alumnos de todas las generaciones en el Andes Proud Championship, y se tuvo un encuentro de exalumnas con el lema «Andes donde andes, siempre serás Andes». Y es que en estos 30 años es grande el legado que la formación integral brindada por el colegio ha ido dejando en la sociedad venezolana. Giovanna Flores, de la segunda generación de egresadas, lo sintetiza en cuatro rasgos característicos:

«La formación de mujeres conscientes, competentes, compasivas y comprometidas». Por su parte, Alejandra Tinoco, de la quinta promoción, señala: «El Instituto Andes es muy especial porque nos enseñó algo que no enseñan en los demás colegios, o por lo menos no con la misma insistencia y con el mismo amor que es la acción social, el encontrar en cualquier momento una oportunidad para ayudar a los demás».

Comparte la web del Regnum Christi:
Rechazar todas las cookies